lunes, 22 de julio de 2013

El Consell suspende el cobro del IBI a 1.000 alquileres sociales de La Coma

FOTO : NAPICOL

La Generalitat perdona el Impuesto de Bienes Inmuebles a los inquilinos mientras estudia fraccionar el pago y aplicar bonificaciones 

Los vecinos del barrio de La Coma se sienten escuchados. «En cuanto llegaron las cartas avisando de que tendríamos que pagarlo pedimos la exención de IBI para las viviendas sociales o que se aplicaran bonificaciones y se fraccionara el pago», recuerda Tomás Moreno, presidente de la asociación de vecinos de este barrio de Paterna, uno de los lugares de la Comunitat con mayor concentración de este tipo de inmuebles, con cerca de 1.000 pisos.
La Generalitat, administración responsable del Instituto Valenciano de la Vivienda (IVVSA), anunció ayer «la suspensión de la repercusión del IBI a los inquilinos de viviendas de titularidad pública hasta que se encuentre una fórmula que minimice el impacto del pago de este impuesto a los inquilinos», según informó la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente.
La administración detalló que la suspensión, por el momento, «afecta al segundo y al tercer recibo de 2013». «Más adelante ya se verá qué medida se implanta para que resulte los menos gravoso para las familias acogidas a los alquileres sociales», añadieron.
Entre las opciones que están valorando, según indicaron, «destaca la posibilidad de fraccionar este impuesto municipal en doce mensualidades, y también se está analizando la aplicación, por parte de los municipios, de bonificaciones al impuesto». «En definitiva, se trata de hacer un esfuerzo conjunto entre la Generalitat, que solo se encarga de gestionar el cobro del IBI, y los ayuntamientos», subrayaron.
El anuncio se produce tras reuniones del IVVSA con diversos consistorios y con la Federación Valenciana de Municipios y Provincias. «Muchos nos trasladaron que el cobro del IBI supuso un problema», declararon. En efecto. En barrios como La Coma, los vecinos no daban crédito al conocer que, por primera vez en los 26 años de historia del barrio, la Generalitat les instaba a través de una carta a pagar el impuesto municipal.
La norma dice que el gravamen lo asume el propietario de la vivienda, que en este caso es la administración. Pero el contrato de alquiler de las viviendas sociales especifica que será el inquilino el responsable de abonarlo, pese a que esta cláusula nunca antes se había ejecutado. «Me han quitado de repente 50 euros de la contribución, una fortuna para mí, que gano sólo 370 euros y estoy a cargo de dos niños», declaraba Rosa Casas, vecina de La Coma, tras advertir que le habían cobrado uno de los tres recibos en los que actualmente se fracciona el IBI, que oscila en el barrio entre los 130 y los 200 euros anuales.
Situaciones como ésta son las que mueven a la asociación de vecinos del barrio a reclamar que las viviendas sociales queden exentas del pago del IBI. «Lo lógico es que paguen más los que más tienen, que paguen menos los que tienen menos y que no paguen nada los que no tienen nada», razona Moreno al respecto.
El propio ayuntamiento de Paterna aplaude la decisión de la administración autonómica. «Les dijimos que no era una buena idea», informan. El gobierno local también mantiene reuniones con el instituto para que las viviendas sociales vacías que existen en el barrio, alrededor de 200, según los vecinos, se pongan a disposición de la ciudadanía.
La Generalitat recordó que ya aplica bonificaciones a los arrendamientos sociales que pueden alcanzar hasta un 90 por ciento de la renta en función de las condiciones socio-económicas de la familia.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...